Yoga en India: Un sueño cumplido

India es maravillosa, fascinante y espiritual, pasear entre sus calles donde puedes ver vacas, multitud de personas de todas partes, del mismo modo que navegar por sus ríos es una experiencia mágica, sobre todo al atardecer.

Empezando un nuevo camino en nuestras vidas decidimos emprender un viaje de purificación.

Viajar a India es un proceso de transformación interior y la palabra Yoga significa unión, en nuestro caso la unión del cuerpo y el espíritu con Dios, nuestro creador.

Escogimos la ciudad de Goa por ser un ambiente rodeado de playas, palmeras, hermosos atardeceres y con un estilo de vida tranquilo donde invita a una paz profunda y concentración sobre todo para la meditación. La formación fue de 200 horas y ha sido uno de los mejores profesorados. 

El curso tuvo una duración de 1 mes, fueron muy intensos, tuvimos clases todos los días desde las 6am hasta las 8pm con horas para las comidas, recesos y tiempo de estudio. El profesorado fue muy completo incluía mantras, meditación, pranayamas (distintas técnicas de respiración) y estilos de yoga. Todo esto nos ayudó a profundizar nuestro sadhana (practica personal). El mes fue muy retador pero satisfactorio, tuvimos la oportunidad de aprender de grandes maestros, muy experimentados en esta practica milenaria. Fue un tiempo de purificación de la mente, el cuerpo, las emociones y la renovación del espíritu.

En este proceso de reflexión interna buscando respuestas acerca de la vida y de nuestro espíritu, con valiosas enseñanzas de nuestros maestros que nos orientaron en este proceso del bienestar físico y espiritual, con cada ser de luz que conocimos en este maravilloso viaje, nos ha enseñado de nuestro poder interior para hacer el bien, esa fuerza que vive en cada uno de nosotros y que nos empuja a ser mejores cada día.

El Yoga es más que una postura, es ir más allá de tu mente y cuerpo, es la conexión con lo divino, es la sinfonía de tu alma, es dejar ir para poder dar y recibir. Porque el que siembra para el espíritu, del espíritu segara vida eterna.

Este camino nos enseña a no conformarnos a este mundo, más a transformarnos por la renovación de nuestra mente, para comprobar cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable, perfecto y eterno.

Con amor.

Namaste

Guisella & Gabriela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle nuestros servicios de forma personalizada.